miércoles, septiembre 22, 2021
Inicio Testimonio Bebé vuelve a la vida tras haber sido declarado muerto en Estados...

Bebé vuelve a la vida tras haber sido declarado muerto en Estados Unidos

Kingston Lane es un testimonio vivo de Dios, después que nació prematuramente en abril de 2020, con tan solo 24 semanas de gestación

Un bebé de tan solo 10 meses de vida fue declarado muerto en Estados Unidos, pero más tarde se confirmó que el pequeño había sobrevivido.

Kingston Lane es un testimonio vivo de Dios, después que nació prematuramente en abril de 2020, con tan solo 24 semanas de gestación.

Al nacer con problemas, el pequeño tuvo que pasar sus primeros meses de vida en un hospital de Louisville, Kentucky.

Bebé vuelve a la vida tras haber sido declarado muerto en Estados Unidos

A su corta edad, el pequeño Kingston tuvo que ser sometido a cuidados especiales en el área neonatal del hospital.

También, se llevaron a cabo diversas cirugías, las más delicadas en el corazón y la cabeza, por lo que fue dado de alta y su situación parecía mejorar.

Sin embargo, el 20 de febrero los padres del pequeño se percataron que el bebé estaba enfermo con lo que parecía ser un malestar estomacal.

“Parecía sin vida”

Pero cuando la madre de Kingston lo vio más de cerca se dio cuenta que el pequeño parecía sin vida, por lo que fue llevado a urgencias del Hospital Regional de Owensboro Health.

Cuando fue examinado por los médicos, los profesionales pensaron que tenía problemas con el tubo de drenaje de la cabeza, el cual había sido colocado en una de las cirugías.

Tenía la cabeza hinchada, y su corazón se había detenido, lo que provocó que se le practicara 10 rondas de compresiones en el pecho.

La madre sostiene a su hijo, Kingston Lane. (Foto: Brittany Lane / Facebook)

Dios lo sacó de la muerte

Los médicos ya habían fijado la hora del fallecimiento del bebé, pero su madre pidió que hicieran un último esfuerzo y trataran de revivirlo.

“En ese momento pensé que mi hijo había muerto. Debía tener la sensación de que mi hijo acababa de morir” comentó su madre.

Lamentablemente los médicos se rindieron, fijaron la hora de la muerte y procedieron a dejar a la enfermera al cuidado del niño que yacía frío.

Vivimos el milagro

Por su parte, la madre no podía creerlo, no conseguía aceptarlo, hasta que escuchó el grito de la enfermera, por lo que pronto fueron hasta donde estaba.

La enfermera mostraba como el pequeño le había agarrado el dedo, tenía nuevamente pulso, por lo que fue rápidamente llevado a cuidados.

Fue puesto en UCI para corroborar que no tuvo daño cerebral por la falta de oxígeno, pero su madre declaró que Dios lo había sacado de la muerte.

Lea también: 

Madre agradece que su bebé de 620 gramos se sanara

Deja un comentario

Mas populares