Descubre como puedes tener paz en medio de la Tribulación

Descubre como puedes tener paz en medio de la Tribulación

Filipenses 4:6-7
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Empezare diciendo que vivo en uno de los países con mayores índices de inseguridad y delincuencia. He tenido muchas experiencias desagradables, con muchas modalidades diferentes de asalto, robo o timo y la sensación que me han dejado, de privación y violación a mi intimidad, es algo que no se si pueda explicar.

Entre las experiencias más notables, está la ocasión en que a mi hermana menor, que justo ese día regresaba temprano de la escuela, recibió una llamada telefónica a su celular, en la que le informaban que yo había sido detenida, por haber provocado un accidente de un niño, mientras intentaba escapar de un asalto.

Le pidieron el numero de la casa para llamarla y le dijeron que debía estar con las dos líneas abiertas, de manera que no tuviera forma de contactar con alguno otro miembro de la familia, mientras ellos la saqueaban emocionalmente, su instinto protector y su ingenuidad, hicieron que entregara todo lo que había de valor en la casa y cosas que no eran de tanto valor, se supone que debía reunir 50 mil pesos para que me liberaran, como obviamente era incapaz de reunir ese monto, localizó todas las cosas, que consideró, como inicial y en su búsqueda también localizó un dinero del que ella desconocía la existencia.

tener paz en medio de la tormenta

El investimento no fue exactamente hacia mi persona, pero fui la más afectada, la idea de que usaran información personal y cierta, para lograr el timo, provocó una sensación de inseguridad que iba mas allá de lo físico, no me sentía segura, ni en mi propia casa, sentía reflejos en mi espalda de personajes inexistentes aun cuando estuviera durmiendo. ¡Es que sabían mi dirección!, conocían cada integrante de mi familia y lo peor es que sabían cómo vulnerarnos, usaron el afecto incondicional que tenía mi hermana menor, hacia mi persona, y esa sobre todas las cosas era una arma con la que podían hacernos muchos daño.

Exteriormente, parecía que todo estaba bien, igual que antes, como siempre alegamos que las perdidas solo fueron materiales, lo que fácilmente podía reponerse, es obvio que pudieron haber hecho mucho más que solo robarnos. Hicimos lo que estaba en nuestras manos, apercibimos a nuestra pequeña sobre esta modalidad de sugestión y seguimos adelante con la vida.

Recientemente mi última experiencia fue mientras iba a dejar la niña en el cuido, para posteriormente dirigirme a mi trabajo, un desconocido me aborda, solicitando orientación sobre una dirección y aunque respondo sin detenerme, pocos segundos después me notifica que su verdadera intención es sustraer mi móvil y si no accedía, recibía un “tiro”.

Ya estoy acostumbrada a que estas cosas pueden ocurrirme en cualquier momento, pero nuevamente fue chocante que ocurriera a las 9am y acompañada de mí bebe. Estoy segura de que ella ni se enteró, pero para mí, percatarme de lo incapaz que soy de protegerla, fue una vez mas traumático.

La verdad no soy plenamente consciente de cómo superé estos traumas, pero veo hacia atrás y aunque cada poco tiempo algún maleante me recuerda que no estoy totalmente segura, de alguna forma, puedo reconocer la mano de Dios obrando en medio de nuestra fragilidad.

Claro que tras cada evento de estos, pasan días de desconcierto y miedo, pero al pasar resumen, reconozco que solo he perdido bienes dispensables, ninguna vida, ningún evento lamentable, sigo siendo frágil y vulnerable pero algo en mi interior me brinda paz. Y sé que no estoy exenta de peores historias, pero aun así camino por la vida sabiendo que cualquier cosa que ocurra, en los planes del Señor tendrán su papel.

Y ustedes se preguntarán, como es que puedes vivir así, como puedes hablar de paz mientras relatas estas cosas, es algo que sobrepasa todo entendimiento y ni siquiera yo misma se cómo ocurre.
Salmos 4:8 dice, En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

David fue uno de los hombres más perseguidos y con más afrentas que pueda registrar la Escritura y aun así, sabía que su confianza en Jehová era suficiente para sobrevivir, Dios le había hecho promesas y sabía que era fiel quien había prometido.

Juan 16:33, Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Jesús les avisa que a sus discípulos que habrán aflicciones luego de decirles que espera de ellos, que tengan paz.

tener paz en las manos de Dios

Antes de eso, les dice en el versículo 16, todavía un poco, y no me veréis; y de nuevo un poco, y me veréis; porque yo voy al Padre. Yo me imagino que Cristo deseaba que siempre tuviéramos presente, que no somos de este mundo, los sin sabores de este mundo evitan que nos acomodemos, que nos relajemos, sino que en nuestra mente siempre esté nuestro objetivo, nuestro fin, Dios.

Y lo certifica en los versículos 20-22 cuando dice: “De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo.

También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo. En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará.”.

Ósea que si en tu vida hay situaciones que no entiendes, te preguntas porque a ti, porque te pasan cosas malas, si procuras ser bueno, si hay situaciones que están robando tu tranquilidad, recuerda que algún día, conocerás como fuiste conocido y entonces todo tendrá sentido. Mientras tanto Paz.

Juan 14:27, La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden. Esta paz no te garantiza una burbuja protectora, las cosas malas llegaran a ti, pero la diferencia estará en tu interior. Cuando sabes que tu vida pertenece a un plan mayor y que hay un Dios que está en los cielos, encaminándote con pensamientos de bien hacia su salvación, solo puedes descansar y confiar en su providencia.

Y aquí está el truco. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Si nuestro corazón y pensamientos están en Cristo Jesús, no hay angustia que se adueñe de nuestro corazón.

Isaías 23: 3 dice: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Ósea que no será sencillo, hace falta insistir, perseverar.

Pero si algo he aprendido en mis cortos años, es que son más las puertas que se abren que las que se cierran, que son más las cosas que recibo que las que pueden quitarme, que aun la segura muerte es motivo de gozo para sus santos.

Salmos 30:5 Por la noche durará el lloro y a la mañana vendrá la alegría.

Información de Tengafe.

Descubre como puedes tener paz en medio de la Tribulación

| Israel | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>